lunes, 14 de marzo de 2016

DIY DECO: HABITACIÓN INFANTIL EN AZUL

Primero tengo que deciros que Enzo tiene solo una añito y medio y ya voy por la tercera habitación que le decoro. Esta habitación es en casa de mis padres, que son los que me ayudan (prácticamente me lo crían), ya que llego a las 19:00 de la tarde de trabajar.
Ya os enseñé como quedó con cambiarle el color de las paredes, ponerle un friso y ponerle una moldura en este post. Pero me faltaba enseñaros el resto de la decoración. Está claro que es para la casa de mis padres y hemos tenido que negociar mi madre y yo algo que nos pudiera gustar a ambas.

Este es el DESPUÉS:

Y este el ANTES:

Este es un detalle de la moldura y el papel pintado que me encanta el efecto de espiga que hace y cómo quedan juntos. Todo es de Leroy Merlin.



Hoy os enseño cómo decoré las puertas, ya que esa madera oscura se pegaba con el resto de la decoración. Primero la pinté de blanco.

Luego puse papel pintado dentro de los cuadrados de la moldura. El sobrante se corta fenomenal con un simple cúter, eso sí, hay que espera a que el papel esté seco completamente, ya que si no, se rompe.


En el armario hice exactamente lo mismo y creo que es lo que más me gusta de la habitación.




Luego para decorar la pared que está encima de la cuna, quería poner una frase que me gustara para Enzo, y puesto que es el príncipe de la casa, quise ponerlo como si fuera el principio de un cuento.
Para buscar una tipografía chula yo utilizo dafont, ahí mismo escribes la frase y empiezas a buscar hasta que des con una que te encaje.
Me lo imprimí en una hoja para poder tenerlo de referencia e ir copiándolo.


El color de la pintura es lo más parecido al papel pintado, es de Bruguer, color Mediterráneo.


Lo primero es marcar con cinta de carrocero las líneas para que la frase esté recta y escribimos en lápiz para tener una guía.

Vamos poco a poco escribiendo la frase

Y cuando quitamos la cinta de carrocero podemos hacer esos altos y bajos que hacen las letras como la "q" o la "p"

Y ya está, la pared personalizada para mi principito. Aquí se ve la lámpara de la discordia, y es que sé que para una habitación infantil no pega, pero es que era de mi abuela y a mí me encanta.

jueves, 3 de marzo de 2016

DE PROFESIÓN: CRAFTER

Hoy voy a hacer un post un tanto especial. Y es que, a la hora de querer vivir de tu blog o de tus cositas hechas a mano, hay varias opciones por las que decantarte antes de empezar.

Hace ya varios años que se está hablando de que el fenómeno “Do It Yourself” surgió ante una necesidad por la crisis, pero…. ¿en serio? Yo no creo que sea sólo por ese factor, también me parece que cada día hay más cultura ante el reciclaje, el intentar darle una vuelta de tuerca a nuestras cosas, para seguir utilizando aquello que tenemos sin tirar y comprar otra cosa nueva sin más.

Y de ello me alegro enormemente, además el placer de hacer algo con tus manos y contribuir a reducir residuos y a crear cosas bellas con ello me parece algo increíble. Así que saquemos pecho y reafirmémonos: yo reciclo, reutilizo y creo cosas con mis manitas.

Hoy os voy a intentar ayudar un poco a todos aquellos que o bien intenten vivir de este mundo crafter o bien se conformen con poder sacar un dinerillo extra. Y es que hay varias maneras de afrontar cómo lo queremos hacer.

1.POR TU CUENTA: puedes crearte una web fácilmente con plataformas como Wix que son bastante intuitivas incluso vienen predeterminadas con “cesta de la compra”. Si se te hace complicado puedes empezar con un blog y que te contacten por email para hacerte los pedidos.

Para los envíos podéis usar comparadores de precios de mensajería como Packlink que compara tarifas de transportistas, incluso de correos, y te dice con qué compañía de paquetería te sale más rentable hacer el envío.

2. POR MEDIO DE PLATAFORMAS ESPECIALIZADAS.

También podemos incluir nuestras creaciones en plataformas como Etsy. Funciona creando una cuenta y se paga por objeto subido (0,20€). Una vez efectuada la venta Etsy se queda con un 3.5% del precio de venta. Tiene 1,3 millones de vendedores, pero que esto no os eche atrás, si vuestro producto se diferencia seguro que tiene cabida aquí, no olvidemos que tiene más de 1.4 billones de visitas mensuales.

Otra plataforma de la que soy muy fan es DWANDA

La creación de la tienda es muy sencilla. En caso de venta, Dwanda cobra una comisión de un 10%. Para mí se hace muy atractivo el diseño y la comunicación que utilizan súper directa y divertida.


3. PAPELEO: ESE GRAN MOMENTAZO

En cualquiera de los dos casos anteriores tenemos que asesorarnos bien. Sí, hay que declarar lo que ganes, así que si quieres evitarte problemas busca asesoramiento especializado en estos temas. No vale cualquier gestoría, ya que la mayoría están especializadas en empresas grandes y probablemente no se ajusten a tus necesidades.

Yo confiaría en una asesores acostumbrados a tratar cuestiones de bloggers y redes sociales como Leandro Núñez y Marcos Judel, de Audens, que están especializados en derecho tecnológico y de la publicidad. Ellos llevan todos los asuntos legales de Handbox, así que seguro que nos pueden ayudar.

También podríamos recurrir a Superyuppies que es el blog de los emprendedores craft. En su blog encontrarás artículos gratuitos sobre emprendedores, marketing, redes sociales, gestión del tiempo, blogging, fiscalidad, aspectos legales, SEO y un montón de tips, recursos y material descargable para que puedas darle vida a tu idea de negocio craft.

Además tienen un servicio de Gestoría, Asesoría y Orientación y puedes enviarles un email explicándole tus necesidades y ellas te informarán de sus servicio y tarifas.

Y como no he podido resistirme a ver e investigar artesanos en Dawanda, os pongo algunas cosas que me han encantando. Los dos últimos además son españoles ;) Viva la creatividad Made in Spain



Si sabéis alguna cosa más que pueda servir de ayuda al resto... Compartirlo en los comentarios!

martes, 1 de marzo de 2016

DIY: LÁMPARA CON BOMBILLA VINTAGE

Cuando vi a los chicos de Reparalia impartiendo este taller imploré que me enseñaran a hacerlo y ellos, que son tan majos, me enviaron los materiales con un súper tutorial detalladito con el paso a paso. Mira que mi asignatura pendiente es la electricidad, pero tan bien explicado os aseguro que se atreve cualquiera.
Vamos a verlo!
Materiales:
   Cable
   Cinta aislante
   Bombilla de efecto vintage
   Casquillo
   Enchufe
   Destornilladores
   Si tenéis pelacables mejor, yo lo hice con mucho cuidado con unas tijeritas.


Lo primero es pelar el cable, con unos 5 centímetros es suficiente. Primero se pelan los dos cables internos, que son de color marrón y azul, y luego el cable que los recubre a ambos.

Este extremo es el conectaremos con el casquillo.

Desenroscamos el casquillo.

Sacamos la parte blanca que es donde van conectados los cables. Tenemos que aflojar los tornillos para que podamos pasarlos por dentro.

Se meten por la parte trasera como vemos en la foto. El orden de los cables es indiferente, cada uno por un agujero, con mucho cuidado que no se toquen entre ellos.

Ahora atornillamos fuerte para evitar que se suelten.

Encajamos el casquillo.

Enroscamos.

Ahora vamos con la parte del enchufe.

Lo abrimos.

A continuación quitamos los dos tornillos de la pieza central y pasamos por ahí el cable.

Luego colocamos esta pieza para sujetar el cable y que sea más fácil poder meter las puntas de los cables por los dos agujeritos y apretamos bien los tornillos.

Cerramos de nuevo el enchufe y solo nos queda poner la bombilla.

Ahora llega el momento de máxima tensión/ilusión. Probarla....

Y tachánnnnn! me encantan los filamentos tan chulos de esta bombilla.
Mil gracias a Reparalia por este súper regalazo.