lunes, 29 de mayo de 2017

DIY: DECORA TU CUBO DE RUBIK

Siempre me ha llamado la atención este artilugio, pero la verdad es que tiene unos colores un poco feos, si bien el diseño mola, nunca lo dejaría a la vista para que no chirriase con el resto de la decoración... Hasta que lei en internet un artículo en que el fotógrafo Andrew Miller pintó de blanco 100 productos icónicos de reconocidas marcas, entre ellos el famoso cubo, y me fascinó, así que decidí personalizar uno para poderlo dejar como elemento decorativo.
No puede ser más facil y más resultón.
Para personalizarlo he seguido utilizando las pinturas Eggshell de la Pajarita que me dieron para el reto conjunto de Handbox, con las que hice el cojín de oso pintado a mano de la entrada anterior.

Además una de las caras la he personalizado con un trozo de Aironfix con acabado mármol que me sobró después de forrar unas bandejas.

Simplemente se pinta con cuidado cada cuadrado.

Y voilá! ahora a buscarle sitio en mi casita.

sábado, 6 de mayo de 2017

DIY: COJÍN OSO PINTADO A MANO

Desde Handbox nos lanzaron un nuevo Desafío Handbox a varios bloggers para probar las nuevas pinturas de La Pajarita. Yo elegí la gama Eggshell, que tiene unos tonos preciosos y un toque satinado que queda súper fino.
Llevaba mucho tiempo queriendo probar la pintura medium textil para poder convertir todas mis pinturas chalk paint en pinturas textil y ahora también mis recién estrenadas eggshell... Sabéis lo que me gusta pintar y poder personalizar tu ropa y decoración textil tan fácilmente es un plus, así que le hice este cojín a Enzo.

Los materiales utilizados son pinturas Eggshell de los tonos: Tokio Town, Too Close, Rose Brulee, serenity Blue y Blue Kiss. La pintura Medium textil. Pinceles, tela blanca, tijeras, máquina de coser, plancha y relleno para cojines.
Lo primero es hacer un boceto de nuestro oso, siempre podemos copiar uno ayudándonos de papel de calco para trasladar el dibujo a la tela. Yo hice este personajillo tan mono, un poco "nerd".


Para convertir las pinturas en aptas para tejidos hay que mezclarlas a partes iguales con medium textil.

Luego se deja secar y se plancha durante 5 minutos, también está la opción de meterlo en el horno a 150º durante 8 minutos, pero yo siempre lo plancho porque me resulta más cómodo y así dejo la tela perfecta.

Después recortamos imitando el contorno del oso pero dejando un margen de al menos 5 centímetros.

Enfrentamos la tela y cosemos con un pespunte dejando una pequeña abertura por donde daremos la vuelta al cojín.

Por último se rellena y se cose a mano con una pequeña puntada esta abertura para cerrar el cojín.