miércoles, 13 de septiembre de 2017

DIY: MURAL

Tengo varias cosas que enseñaros en las que he estado trabajando últimamente, una de las que más orgullosa me siento es el mural que he pintado en la pared de mi habitación. Estuve dándole vueltas a qué hacer, porque no sabía si fabricarme un cabecero chulo o bien pintar la pared y al final me decidí por esta última opción y estoy encantada con el resultado. Y es que en Pinterest había visto muchas ideas de murales y me apetecía mucho probar a ver qué salía de aquello...

La pared estaba azul intenso que es el color que pusieron mis últimos inquilinos y ahora he creado un ambiente mucho más relajado, con tonos pasteles de la gama de colores Eggshell de La Pajarita (todavía me sobraron los que utilicé para hacer el cojín de oso y el cubo de rubik), que he ido mezclando con pintura blanca de pared. Para hacer las mezclas y que quedaran integrados se va añadiendo pintura del color que quieras poco a poco y dando brochazos a la pared, así se consiguen degradados chulísimos.

¿Qué os parece? ¿Os gusta? todavía me quedan detalles, como la colcha los cojines... Pero como todo, poco a poco!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario! :)