jueves, 1 de febrero de 2018

DIY ESTANTERIA NATURAL

Tengo que confesaros que una de las últimas cosas que he hecho y que más estoy disfrutando es el mural que pinté en mi habitación. El cambio fue espectacular y ahora es mucho mas acogedora, me encanta la verdad y a mi me recuerda mucho a un atardecer por lo que quería incluir algún elemento natural en ella.
Tengo la suerte de que mi chico es de un pueblo de Salamanca y allí tienen una finca de su abuelo en la que pudimos rescatar lascas de piedra y algún tronco seco. Al principio no pensamos en utilizarlas juntas pero dandole vueltas a él se le ocurrió incrustar las lascas en el tronco para hacer una estantería nada convencional.

Lo primero que hicimos fue preparar la piedra, la rebajamos un poco de peso quitando capas y perfeccionamos el borde.

Lijamos los bordes y así quedó mas homogénea.

Los materiales que vamos a necesitar son 3 tornillos gigantes con sus correspondientes súper tacos para anclarlo de la manera más segura a la pared.

Para poder introducir las "lascas de piedra" en el tronco y que actúen como baldas es necesario que hagamos una hendidura en el tronco para poderlas encajar.

Todo el proceso de esta estantería ha sido de lo más artesanal que te puedas imaginar, para que se encaje de manera que quede bien justa y que no "baile" y se pueda descolgar el secreto es tener paciencia e ir poco a poco dandole más holgura hasta que entre prácticamente a presión.

Luego se ponen los tornillos y plantea en la pared dónde va a ir colocaday se marca para poder hacer los taladros y meter los tacos.



La verdad es que hay que utilizar unos productos de calidad ya que tiene que soportar bien el peso. Nada de utilizar los tornillos del chino por favor.



Así la colocamos en nuestra pared.

Por último se mete un buen pegamento en las ranuras y a continuación se introducen las lascas. Y tachán! este es el resultado, in love total!